Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Ahora se cocina a fuego lento. El programa de cocinas de inducción fue relanzado ayer y alargó el plazo para conseguir sus metas que fueron establecidas por el anterior Gobierno.

Hasta 2017 se vendieron 750.000 unidades. La meta para 2018 era llegar a 3 millones. El Gobierno relanzó ayer el proyecto y cambió la meta para 2023.

Hasta el momento, de acuerdo con cifras oficiales, cerca de 750.000 hogares ya cuentan con una cocina de inducción, pero la meta era que 3 millones de familias dispongan del electrodoméstico este año.

El objetivo de la actual administración es más realista y prevé conseguir esa cifra para 2023. Para lograrlo no escatima en nuevos incentivos y planes de financiamiento.

Incluso, aseguró ayer la ministra de Electricidad, Elcy Parodi, el subsidio del Gas Licuado de Petróleo (GLP), o de uso doméstico, está en análisis para impulsar el uso de cocinas de inducción.

“Se está evaluando la posibilidad de ir quitando ese subsidio”, dijo Parodi y aclaró que todavía no hay una decisión definitiva al respecto.

Respecto a la meta planteada por el anterior Gobierno, la titular de la cartera de Estado señaló que fue “muy agresiva y no hubo planificación”.

Dos factores, según Parodi, explican la poca demanda del electrodoméstico desde el lanzamiento del programa, en 2014: poca difusión e información y un problema cultural que ha impedido que el ecuatoriano deje de cocinar con gas.

Por esta razón, se analiza la posibilidad de desincentivar su uso reduciendo el subsidio. “Es una manera de promover que todos cocinemos con inducción”, añadió Parodi.

El Gobierno también recurre a más incentivos. El primero es un subsidio de la luz eléctrica de hasta 80 kilovatios al mes. Es decir, los usuarios que adquieran una cocina no pagarán por el consumo de esa cantidad de energía. Este beneficio estará vigente hasta 2024.

En principio, esta ventaja estaba vigente hasta 2017 y a partir de este año los usuarios debían pagar una tarifa reducida.

Las personas que quieran adquirir una cocina podrán financiarla hasta 48 meses plazo y el pago se descontará de la planilla de energía eléctrica.

Al evento también acudieron fabricantes de cocinas y casas comerciales. Juan Pablo Vela, representante del sector industrial, criticó el incremento del Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) que se impuso a las cocinas de gas, y señaló que su rubro puede fabricar 1,5 millones de unidades al año.

Mientras que Jaime López, representante de las casas comerciales, sostuvo que el Gobierno debe trabajar en una mejor campaña de información para promover su uso.

Los nuevos beneficios

Subsidio

La persona que adquiera su cocina de inducción recibirá el subsidio a la energía eléctrica de 80 kilovatios hora al mes. Es decir, si en ese período consume 150 kilovatios solo deberá pagar por 70. Esto estará vigente hasta 2024.

Cocina

La persona podrá financiar el costo de su cocina por un valor desde $ 800, a 48 meses plazo. También se darán las facilidades de financiar la adquisición de ollas que se requieren para el funcionamiento de este tipo de electrodomésticos.

Planillas

Las mensualidades de la cocina de inducción se descontarán por medio de la planilla de consumo de energía eléctrica, para una mayor facilidad del usuario. El Gobierno dará más detalles en los próximos días. (I)

Fuente: Diario Expreso

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Comments are closed.