Tag

Mercado municipal

Browsing

Los comerciantes del Mercado Municipal están desesperados. Todos coinciden en decir que no venden lo suficiente como para pagar gastos administrativos, créditos bancarios, luz y agua; y que les quede algo para sustentar a sus familias.

¿Cuánto pagan?

La tarifa que establece la Ordenanza de Mercados para locales y puestos fijos es de $11.41 por metro cuadrado.Victoria Celi, representante de los comerciantes, explica que los locales tienen distinta dimensión.

Por un puesto pequeño de 2×2.50 donde están las legumbres, frutas y flores “nos quieren cobrar” más de $50. “Pero en otros puestos más grandes, como el mío, nos quieren cobrar $95”.Eso sin contar con los valores que deben pagar por la ocupación del Recinto Ferial por más de 24 meses.

Los comerciantes proponen pagar solo $20 dólares por todo (concesión y gastos administrativos).

“No es que no queramos pagar, es que no tenemos de dónde pagar”, insiste Celi. Además exige prontitud en las acciones municipales para que retiren a los comerciantes que están alrededor del Mercado.

Comerciantes están preocupados

Elena Armijos explica que a raíz de la construcción del Mercado y su reubicación al Recinto Ferial, se abrieron más tercenas en la calle Ambato.“Anteriormente aguantábamos en un mercado viejo porque no pagábamos casi nada. Antes habían unas tres o cuatro tercenas, pero ahora la Ambato está llena de tercenas”, dice.

Margarita Escola tiene una isla de helados en la planta baja del Mercado Municipal y dice que al día vende de $15 a $30 pero no le alcanza porque por su isla debe pagar $270 mensuales, además de $54 de luz, crédito y mantener su hogar.

La Ordenanza indica que las islas consideradas categoría A y que se ubiquen en la primera planta pagarán $ 90 por metro cuadrado, y las categoría B $ 60 por metro cuadrado.

De su parte, doña María Almeida tiene un restaurante pero señala que vende unos tres almuerzos diarios.“Uno pasa durmiendo en este mercado, esto es como un calabozo.

Queremos irnos a buscar otro sitio para trabajar pero han mandado una orden y no podemos sacar nuestras cosas”.

Reconoce que no ha pagado sus obligaciones desde septiembre porque no tiene dinero. “Yo he querido salir y no me dejan”, así la deuda se sigue acumulando.

Doña María Velasco tiene 72 años y labora en un bazar del segundo piso del Mercado. En el pasillo se dañó una lámpara y ahora tiene que usar una vela.

Esa zona es oscura y como si fuera poco, “está muy metida” y por ahí no pasa gente. Ha pedido que la cambien de puesto pero no ha tenido una respuesta positiva.

Saldrán a las calles

Celi dice que están cansados de los ofrecimientos y de reformas legales, pues ninguna acción se concreta.

“Nos vamos a tomar las calles. La gente está cansada y esperamos que la ciudadanía nos entienda”. (I)

El alcalde Víctor Manuel informó que se entregarán con normalidad las certificaciones de uso de suelo a los comercios ubicados en la calle Ambato para que puedan tramitar los correspondientes permisos de funcionamiento para el año 2018.

Quirola reconoció que existen disposiciones legales que permiten que los comerciantes, ubicados en la franja de 200 metros alrededor del Mercado Municipal, obtengan las autorizaciones.

Exigen respeto a ordenanza

A los comerciantes que tienen tercenas o frigoríficos en la calle Ambato, mediante documento de la Dirección de Planificación, les indicaron que dicho negocio “es incompatible con el uso de suelo” de la zona.

Sin embargo, la Ordenanza vigente desde el 2016 indica esos comercios que están dentro de la franja de 200 metros y que estén “funcionando dentro de local propio con el permiso correspondiente hasta la fecha de aprobación del presente subtítulo, se mantendrán”.

Ayer en una rueda de prensa, Stalin Naranjo, abogado que patrocina a los comerciantes, exigió respeto a la norma vigente.

“Santo Domingo está viviendo en una inseguridad jurídica donde quiere prevalecer el capricho y no la legalidad”, dijo Naranjo.

A nombre de los comerciantes propuso la modernización de todos los frigoríficos, siempre y cuando el Alcalde los deje en el mismo lugar.

Además criticó la falta de control municipal en la vía pública donde “existe un sinnúmero de gente con mesas y carretas vendiendo carne de chanchos, carne de res… Lo único que pedimos es respeto”.

Reforma de Ordenanza

Quirola ha manifestado que la Ordenanza que regula el uso, funcionamiento y administración de Mercados Municipales será reformada.

 

Allí se plantearía que alrededor del Mercado Municipal no puede existir ningún local de expendio de cárnicos, hortalizas y frutas. Naranjo expuso que las leyes no son retroactivas, por ello los comerciantes dicen que van a luchar para que se respeten sus derechos. 

En los próximos días, Quirola enviará la propuesta reforma a las Comisiones de Concejales para que posteriormente sea aprobada por el Concejo Municipal.

El alcalde resaltó que el propósito de la administración municipal es seguir ordenando las actividades comerciales de la ciudad.

 “No queremos botar a la calle a nadie, todo lo contrario, queremos que todos los comerciantes tengan estabilidad pero respetando la normativa que se da para funcionar”. (I)

 

¿Qué dice la Ordenanza?

En las Disposiciones Transitorias de la Ordenanza vigente desde el año 2016 se establece que “circundante a los Mercados Municipales, defínase una franja de 200 metros en la que se establezcan como incompatible los siguientes usos de suelo: carnicerías, fruterías, venta de embutidos” entre otros.

Pero agrega que se exceptúa a la disposición “todo comercio de expendio de productores que está dentro de los 200 metros que esté funcionando dentro de locales con el permiso correspondiente hasta la fecha de aprobación del presente subtítulo, mismos que se mantendrán.

Los 52 socios del mercado ’23 de Junio’ se niegan a cambiar de actividad económica luego de que por más de 40 años la vinieran ejerciendo en la calle Guayaquil entre Ambato y Cotacachi.

 

El pasado 18 de enero, el alcalde Víctor Quirola informó que solicitó a dichos comerciantes que “ese mercado tiene que convertirse en un mercado de artesanías, entonces la gente va a ir por comprar artesanías y los artesanos tienen en donde entregar su producto”.

Según Quirola, así se evitaría “la competencia desleal vendiendo los mismos productos” que se venden en el Mercado Municipal.

El jueves 8 de febrero, una comitiva de comerciantes del Mercado ’23 de Junio’ visitó el Municipio para reunirse con el alcalde porque no les quieren renovar la Patente 2018.

Comerciantes están preocupados

Don Oswaldo Pérez, presidente de los comerciantes, es enfático al decir que no acogerán la propuesta de Quirola porque a estas alturas de la vida es imposible arriesgarse a un negocio desconocido.

Es que la mayoría son adultos mayores y se dedican a la venta de frutas desde hace unos 50 años, comenta.

No obstante, Quirola dijo que si el pedido no es acogido tendrán que hacer una expropiación.

Agregó que se hacen las gestiones para llevar más comerciantes a la zona “pero no para competir con el mercado sino para complementar el mercado”.

Construcción de nueva edificación

Los dirigentes del Mercado ‘23 Junio’ tienen un proyecto para renovar la infraestructura en el mismo sitio. “Los planos fueron aprobados por el Municipio en años anteriores y tenemos dada una garantía”.

No han avanzado porque necesitan más de 3 millones de dólares. Pérez recuerda que ya tenían casi aprobado un crédito pero por la crisis económica nacional se frenó su emisión.

Ese proyecto sigue en pie, asegura Pérez.

Reforma de ordenanza 

En la Comisión de Legislación se analiza la reforma a la ordenanza de Mercados para prohibir la venta de productos cárnicos, hortalizas y frutas en locales cercanos al Mercado Municipal. (I)