fbpx
Uncategorized

Tiroteos en Nueva Zelanda: al menos 49 muertos

Al menos 49 personas murieron este viernes y otras 48 resultaron heridas en dos tiroteos en sendas mezquitas de la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda.

La primera ministra del país, Jacinda Ardern, calificó la masacre como “un ataque terrorista”. Es la mayor matanza en la historia del país.

El jefe de la policía neozelandesa, Mike Bush, confirmó que tres hombres y una mujer fueron arrestados como sospechosos de participar en los ataques, que fueron “minuciosamente planeados”.

Poco después indicó que un hombre de casi 30 años ya ha sido acusado formalmente de asesinato y comparecerá ante un tribunal el sábado. De los otros tres detenidos, uno fue puesto en libertad mientras que se sigue investigando a los otros dos.

El acusado, según medios locales, publicó un manifiesto antes del ataque en el que se identificaba como un ciudadano australiano de 28 años y mostraba una ideología antiinmigrante y de extrema derecha.

Ninguno de los detenidos estaba en una lista de personas a ser vigiladas por las autoridades.

Bush informó también que en uno de los vehículos de los detenidos se encontraron dos artefactos explosivos caseros que ya han sido desactivados por las fuerzas de seguridad. También se hallaron varias armas de fuego.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, dijo por su parte que uno de los arrestados es ciudadano australiano y lo describió como un “terrorista violento de extrema derecha”.

Testigos dijeron a medios locales que un hombre armado abrió fuego dentro de la mezquita de Masjid al Noor, en el centro de Christchurch, donde cientos de personas participaban en las oraciones del viernes.

Pocos minutos después, se reportó otro ataque en una mezquita ubicada en la zona de Linwood.

El hospital de Christchurch confirmó que está atendiendo a 48 heridos de bala,“que van desde niños pequeños hasta adultos”.

Un hombre palestino que pidió no ser identificado dijo a la agencia AFP que escuchó una ráfaga de disparos y vio a un hombre al que le dispararon en la cabeza.

“Escuché tres rápidos disparos y luego, diez segundos después, comenzó de nuevo. Debía ser un arma automática. Nadie puede apretar el gatillo tan rápido. Luego la gente comenzó a correr. Algunos estaban cubiertos de sangre”, dijo.

El segundo ataque se produjo en el barrio de Linwood, a varias cuadras de distancia de la primera mezquita.

Las autoridades confirmaron que activaron el protocolo para casos con un grannúmero de víctimas.

Este plan incluye liberar las salas de emergencia de los centros médicos para que las víctimas puedan ser atendidas.

Fuente: BBC MUNDO

Comments are closed.